VISUAL.10

EL NIÑO CUMPLE DIEZ AÑOS

No ha sido fácil sacarlo adelante. Nació en el seno de una poco usual familia poligámica multiparental. Fue más fruto de la ilusión y del entusiasmo que de una profunda reflexión. No me malinterpreten, no fue un “aquí te pillo aquí te mato”, ni un descuido, ni nada por el estilo. Es simplemente que no teníamos una idea clara de los desvelos, el esfuerzo y la responsabilidad que conlleva traer una criatura al mundo. Luego, claro, en seguida vino lo de realidad a poner las cosas en su sitio. 

Las cifras redondas se prestan a hacer inventario, a volver la vista atrás y rememorar sucesos trascendentes acaecidos a los largo de este decenio. Cuando intentamos hacer ese ejercicio nos viene a la cabeza un batiburrillo incontrolable de imágenes inconexas en el que se entremezclan de forma aleatoria las primeras ecografías, los nervios previos al parto, cortos de Icíar Bollaín, de Almodóvar, el inolvidable momento del nacimiento, los llantos, las risas, la criatura tomando el pecho, la historia del documental en España, aquellos malditos cólicos, cine de Oriente Próximo, de Brasil, de Colombia, de México, de Argentina, el primer diente, aquel balbuceo que se parecía vagamente a “mamá”, video experimental de los cinco continentes, esos pasitos dubitativos, la maravillosa sensación de sentir su respiración sobre tu pecho, instalaciones, vj’s, el temido primer día de guardería, los golpes, las brechas, los primeros costurones, los tíos, los primos, los parientes, los padrinos, Montxo Armendáriz, Isaki Lacuesta, Joaquín Jordá, Basilio Martín Patino, Sergio Cabrera, las convalecencias, aquel célebre cumpleaños en que la abuela montó el espectáculo, Nan June Paik, cuando aprendiste a nadar, las charlas, las master class, Jonas Mekas, la maldita apendicitis, las performance, las exposiciones, la angustia cuando te perdiste en aquel gigantesco centro comercial, los talleres, las películas inéditas, las preguntas comprometidas para las que no teníamos respuesta, música, premios, miles de cortometrajes… Un completo desbarajuste como ven.
 
Y luego dicen que veinte años no es nada. Nada más lejos de nuestra intención que enmendar la plana al insigne tanguero pero, en nuestro caso, diez años han dado para mucho, para muchas horas de cultura audiovisual comprometida, de calidad y heterogénea.
 
Este año, como la criatura es ya casi un preadolescente hemos preparado una edición especial. Todo un atracón de excelente producto nacional. Comenzaremos homenajeando al que abrió la modernidad en los 70 en el cine español: el añorado Iván Zulueta. Hemos reunido todas sus obras en súper 8 y serán presentadas por algunos de los que le acompañaron en sus días (amigos, productores y actores). También tendrá un lugar destacadísimo en esta décima edición una directora que marca el paso del cine bien hecho: Chus Gutiérrez, amiga ya del festival, generosa, profesional y auténtica. Y, como no podía ser de otro modo, las Secciones Competitivas: entrarán a concurso 43 de los más de 600 de cortometrajes recibidos. Además se proyectarán, en colaboración con el proyecto CINE ESPAÑOL EN RUTA, diez películas que se encuentran entre lo mejor de la producción nacional reciente. El pantagruélico menú no termina ahí. Hay mucho más. MUJERES DE CINE, un merecido tributo a nuestras directoras; CREADORES EN EL FILO, muestra que aglutina lo mejor del video experimental español de la actualidad; CINCO PREMIADOS QUE PISAN FUERTE, repaso por el trabajo de algunos de los galardonados en el festival a lo largo de estos diez años cuyas carreras empiezan a despuntar de forma imparable; y, por si fuera poco, HACEDOR DE CUENTOS, EL ARTE DE GUILLERMO DEL TORO, una excepcional exposición en torno a la obra del genial director mexicano. Todo un atracón, una auténtica bacanal de cultura audiovisual.
 
Por último sólo nos queda expresar nuestro más sincero agradecimiento al público, a las instituciones que siempre nos han apoyado, a toda la gente que se ha implicado de una u otra manera en las distintas ediciones del Visual, a Don Raúl, patriarca de esta tumultuosa familia y a todos los creadores que han participado en el Festival y que nos han enviado miles de obras. Sin vosotros no somos nada. Y a quién Dios se la dé, que San Pedro se la bendiga. Aunque nunca hemos sabido muy bien qué quiere decir esta popular expresión.
 
Y si queréis dejad abierta la puerta, da igual, que se escape el gato. Ya volverá.

Share